MujerB

Preparase para tener embarazo sano es una de las mejores maneras de promover la salud de un futuro ser humano. Los cuidados prenatales son indispensables durante todo el periodo de gestación, aún antes del embarazo. Por eso una de las mejores decisiones es dejar de fumar antes de quedar embarazada. El mantenimiento de la salud implica una serie de cuidados especiales de la madre como son una adecuada nutrición, un buen peso, abandonar el consumo de alcohol y de tabaco para un sano desarrollo del bebé y evitar que la madre sufra de complicaciones.

Riesgos del consumo de marihuana y embarazo:

Según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en EEUU, "se han llevado a cabo estudios sobre el tema y el riesgo existe"

En un comunicado, funcionarios del CDC expresaron su preocupación sobre los problemas de memoria y atención entre los niños expuestos a THC durante su gestación. “Aunque la evidencia actual sobre las consecuencias en la salud no es constante, algunos estudios han encontrado riesgos asociados con el consumo de marihuana durante el embarazo, como el bajo peso al nacer o los partos prematuros”, dijo la agencia.

Puede leer artículo completo sobre este tema en el New York Times: Sí fumar marihuana durante el embarazo puede afectar a tu bebé 

Riesgo fetal

 

Cuando la embarazada fuma también lo hace el bebé, la placenta crece para compensar la falta de oxígeno, esto puede ocasionar una condición denominada “placenta previa”, que significa se desprende la placenta, se da un rompimiento de membranas y hemorragias.

La muerte perinatal sobreviene cuando se suprime el oxígeno al darse el desprendimiento placentario, se eleva la cantidad de monóxido de carbono un gas presente en la sangre de las madres fumadoras y del bebé expuesto a los tóxicos presentes en cada cigarrillo.

 

  • Pérdida del bebé
  •  Placenta pequeña
  • Retardo en el crecimiento intrauterino
  •  Insuficiencia placentaria
  • Consumo bajo de oxígeno (hipoxia)
  • Ruptura de membranas
  • Abortos tardíos (12-20 semanas)
  • Daño a nivel de vasos capilares placentarios
  • Desprendimiento de placenta
  • Inestabilidad cromosómica (riesgo de carcinogenésis en la vida adulta)
  • Alteraciones en ciertos cromosomas
  • Problemas en desarrollo neurológico
  • Riesgo post-natal
  • Bebés de bajo peso
  • Bebés prematuros
  • Trastornos de aprendizaje, déficit atencional
  • Excitación, ansiedad
  • Trastornos del sueño
  • Cólicos, gases
  • Irritabilidad
  • Asma
  • Problemas cardiovasculares
  • Predisposición a la obesidad

El daño al bebé se va instalando progresivamente durante el proceso de gestación. Muchas mujeres dejan de fumar durante el embarazo para evitar los riesgos antes señalados, sin embargo, al terminar el embarazo algunas retoman el fumado y esto ocasiona una serie de consecuencias al bebé recién nacido.

Riesgos de fumar durante la lactancia

  • Productos de derivados del tabaco van a la leche materna.
  • Disminuye el aporte de nutrientes al bebé; predisposición a enfermedades respiratorias, a bajo peso, hemoglobina alterada, menor producción de leche materna.
  • Bebé gana menos peso, recibe menos leche, duerme mal, tiene cólicos intratables. Predisposición a lentitud para el aprendizaje.
  • Como consecuencia que puede tener el fumado de la madre, es la predisposición del niño al fumado en sí mismo.

 

Si usted es fumadora y desea tener un embarazo saludable, prepárese. Contáctenos a la Línea de Orientación: 800-4232- 800, busque una valoración médica en cualquiera de nuestros Centros de Atención Integral. El servicio es gratuito y puede ayudarle a mejorar su salud y a que usted pueda tener un bebé sano. 

Más información: www.iafa.go.cr