Existen ya muchas investigaciones que vinculan los efectos dañinos del humo de tabaco en los hijos de quienes fuman.  Según investigaciones realizadas en nuestro país y divulgadas por el Servicio de Neumología del Hospital Nacional de Niños "El asma es una enfermedad crónica que se trae en los genes, lo que significa que se hereda, además se encuentra dentro de las patologías alérgicas y se activa por exponerse a factores del ambiente como el fumado"

Por ahora solo se puede conjeturar que el daño ocurrido afecta el sistema de inmunidad del niño y aumenta su susceptibilidad al asma, lo cual después pasa a sus propios hijos.

Sintomas

  • Aunque el asma se puede presentar de diversas formas, en la mayoría de los casos lo hace con una combinación de síntomas característicos, como son tos, dificultad para respirar, opresión en el pecho y ruidos durante la respiración.

“Algunas veces, estos síntomas se confunden con estados gripales comunes y se subestiman, hasta que por falta de diagnóstico y tratamiento, se establece un estado asmático grave”, indicó el Dr. Eliseo Valverde Monge Hospital Nacional de Niños.

Alergía y Asma

Existe una estrecha relación entre alergía y asma y está comprobado que la predisposición a padecerlas está determinada por una combinación de rasgos genéticos e influencias del ambiente. La disposición genética y la exposición al humo de tabaco, actúan de forma sinérgica (efectos combinados o adictivos), aumentando más el riesgo de aparición de la enfermedad asmática.

Mientras que unos estudios indican que la adicción al tabaco en el padre puede contribuir al incremento en el niño de la reactividad bronquial entre las 2 y 10 semanas de edad.

El tabaquismo materno se asocia a una mayor incidencia de asma y a un adelanto de la aparación de la enfermedad. Otros autores han señalado una asociación entre fumar y un riesgo bajo de síntomas alérgicos en los fumadores y en sus hijos.

Lo que es claro, es que las personas expuestas al humo de tabaco, ya sea de forma activa o pasiva, muestran un aumento de la reactividad bronquial, lo que se desconoce es el mecanismo por el cual esa exposición ejerce efectos sobre el sistema inmunitario.

Algunos factores de riesgo para contraer el asma

  • Humedad
  • Fumado y exposición al humo de tabaco
  • Poca ventilación en casas y dormitorios
  • Factor genético
  • Peluches y alfombras, etc.

Datos a tener en cuenta

Según estimaciones del Hospital Nacional de Niños, en la Unidad de Neumología, por exposición al humo de tabaco, se atienden 100.000 consultas al año.

Hospital Nacional de Niños

 

Los niños asmáticos que conviven con fumadores tienen más probabilidades de convertirse en adultos asmáticos, que los que conviven con no fumadores.

Women Health Advisor, University 

Un niño que pasa una hora en una habitación con fumadores inhala tóxicos equivalentes a fumar 10 o más cigarrillos.

Un estudio en 58.841 niños de Finlandia demostró que el riesgo de sufrir asma durante los primeros 7 años de vida es 25% mayor en niños cuyas madres fumaron hasta 10 cigarillos diarios durante el embarazo y un 36% mayor en los niños cuyas madres fumaron más de 10 cigarrillos por día.

Maternal Smoking in Pregnancy