Los medicamentos y drogas tambien son causantes de accidentes y representan un factor de riesgo.

El efecto de los fármacos en la capacidad de conducir, está relacionada con el tipo de medicamento, dosis, o estado de salud. Se estima que un 4% a un 8% en los accidentes están asociados a su consumo.

Los medicamentos que tienen efectos mas perjudiciales para los conductores, los podemos agrupar en tres grandes áreas:

  1. Tranquilizantes: Actúan como depresores de la actividad psíquica (puede variar el sueño,reduce los niveles de alerta, disminuye el tiempo de reacción,puede producir visión borrosa, entre otras cosas.)
  2. Sedantes: Son calmantes y reductores de la ansiedad. Los efectos pueden ser parecidos a los tranquilizantes.
  3. Estimulantes: Actúan sobre el sistema nervioso central elevando el tono psicologico  y se emplean para tratar estados depresivos y cuando es necesario elevar el tono vital.

¿Cómo prevenir una situación de riesgo causada por medicamentos?

Si esta bajo tratamiento y consume los siguientes medicamentos: colirios, antidepresivos, tranquilizantes, colirios o pomadas para uso oftalmológico, estos pueden influir en su correcta visión.

Los medicamentos para tratar los resfriados o las alergias, también pueden disminuir los reflejos. Concretamente los antihistamínicos pueden producir somnolencia,sedación y disminución de los reflejos.

Drogas y conducción:

Las drogas pueden tener efectos similares a los medicamentos. Son sustancias capaces de alterar el comportamiento de los individuos, produciendo en ellos un estado de dependencia física y psíquica que dificulta enormemente la conducción.Producen generalmente efectos euforizantes y estimulantes. Según la clasificación, las drogas las agrupamos en:

  1. Depresores: Calman la actividad neuronal y reducen la actividad corporal.
  2. Estimulantes: Aumentan la actividad neuronal y las funciones corporales.
  3. Alucinogenos: Afectan de forma notable a la percepcion del individuo.

En cuanto a las sustancias estimulantes como las anfetaminas, la cocaína o el éxtasis, es evidente que también suponen un riesgo importante para la conducción. El consumo de estas sustancias puede producir una falsa sensación de control, de disminución de la fatiga y disminución del sueño.

Sin embargo, es una percepción equivocada que puede traducirse en descoordinación, reflejos minimizados y problemas visuales y auditivos, todo ello acentuado se se mezclan con otros tipos de sustancias. Consejos:

Si tiene que conducir y toma medicamentos recuerde:

La reacción del organismo a los medicamentos es mas significativa los primeros días del tratamiento y puede no ser tan fuerte despúes.

Siga siempre las instrucciones indicadas en cuanto a la dosis y al tiempo de duración del tratamiento.

Revise las indicaciones y contraindicaciones de estos productos,sobretodo cuando alertan sobre los efectos que producen a nivel físico y mental.

En caso de duda consulte a su médico o farmaceútico.

Recuerde que el alcohol no debe mezclarse con los medicamentos por los riesgos y alteraciones en las capacidades cognitivas de las personas.

 

IAFA Oficinas Centrales y Centro de Atención a Personas Menores de Edad.