El principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón es el tabaquismo, ya que el humo del tabaco produce alteraciones en las células pulmonares y las convierte en cáncer. Las posibilidades de generar cáncer en un fumador se incrementa según el número de cigarrillos fumados por día y el número de años que la persona ha fumado.

Según algunos estudios, el cáncer de pulmón es el tipo de cáncer que se ha constituido en la principal causa de muerte en los países desarrollados y en Costa Rica; según el Registro Nacional de Tumores, el cáncer de pulmón se constituyó en la tercera causa de muerte por cáncer durante los años 2004-2005, en el caso de las mujeres y en el mismo lapso de tiempo, las muertes por este motivo ocuparon el quinto lugar.

Los fumadores tienen de 20 a 30 veces mayor riesgo que los no fumadores de padecer cáncer de pulmón.

El Hospital Calderón Guardia realizó un estudio en 254 pacientes con cáncer de pulmón y encontró que 92% de los enfermos, tenía antecedente de tabaquismo.

Existe un pequeño porcentaje de cáncer de pulmón (8 %) que se puede producir por otras causas como un ambiente laboral inseguro por contener y manipular contaminantes como asbestos, productos radioactivos, residuos de carbón, etc.

Los fumadores pasivos, es decir aquellas personas que no fuman pero que conviven diariamente con un fumador y están expuestas al humo de tabaco ambiental (HTA), tienen un 30% más de riesgo de contraer la enfermedad, que los no fumadores que no están expuestos en forma importante al HTA.

Síntomas del cáncer de pulmón:

 

  • Tos: Es difícil de valorar en los fumadores, pues la mayor parte de ellos tosen habitualmente; la tos se hace sospechosa cuando se vuelve persistente, seca o de predominio nocturna.
  • Esputo con sangre: es un síntoma de alarma, y se caracteriza porque la saliva contiene sangre, razón por la que siempre se debe consultar al médico.
  • Dolor torácico: dolor que está presente sin causa aparente y que persiste hasta por semanas.
  • Neumonías y otras afecciones pulmonares: se repiten con cierta frecuencia, o bien los síntomas se resisten al tratamiento.
  • Nódulo solitario pulmonar en una radiografía de tórax: son cancerosos del 30% al 50% de los casos, especialmente cuando aparecen en fumadores de más de 35
    años.
  • Falta de aire, malestar general, pérdida de peso y falta de apetito: cualquiera de estos síntomas o los anteriores, pueden manifestarse solos, o acompañados de otros, ya mencionados con anterioridad.

 

Una característica de la detección del Cáncer de Pulmón es que en un importante número de casos, se detecta cuando ya tiene un estado de evolución importante, ello se debe a que los síntomas en sus primeras etapas son confundidos con algunos del resfrío o bronquitis.

Es importante agregar, que si hay presencia de alguno o algunos de los síntomas descritos anteriormente, y más aún, si se es fumador, se debe acudir de inmediato al servicio de salud más cercano.

Recuerde:
Si necesita hablar con alguien respecto a temas relacionados con drogas, sean éstas lícitas o ilícitas, comuníquese con la Línea de Orientación Telefónica “Te Acompaño” al 800 4232 800”