Presentación de los principales hallazgos en el tema del consumo de alcohol, según Estudio Nacional en Consumo de Drogas, 2015

Es una droga depresora, que afecta a todos los órganos del cuerpo del bebedor. Su consumo progresivo puede generar enfermedades psicológicas y de afectación social. El alcohol es un sedante con efectos parecidos a los de los barbitúricos. Además de los efectos sociales de su consumo, la intoxicación alcohólica puede causar envenenamiento o incluso la muerte; el consumo intenso y prolongado origina en ocasiones dependencia o un gran número de trastornos mentales, físicos y orgánicos. (OMS, Glosario de Términos Alcohol y Drogas).