EMBARAZADA: CERO ALCOHOL

El consumo del alcohol durante el periodo de gestación y lactancia, así como en los meses anteriores a la concepción, representa un grave peligro para el correcto desarrollo del bebé y puede producir importantes trastornos durante su infancia. El consumo cero durante el embarazo es también responsabilidad de su pareja, de su familia, de sus amigos, compañeros y de todas las personas que comparten su vida. ( en recuadro ).

El embarazo requiere que la madre se cuide, evitando el consumo de alcohol, que es una sustancia tóxica que afecta todos sus organos y se penetra en el torrente sanguíneo del bebe,el cual tarda mas tiempo en eliminarla, por lo que, la sustancia permanece mucho mas tiempo en su pequeño e inmaduro cuerpo, exponiendose a serios daños en su desarrollo prenatal.

Existe relación entre la cantidad de alcohol y el efecto?

Hasta ahora no se ha podido demostrar que exista una dosis mínima que se pueda considerar segura.

Grandes cantidades de alcohol, aunque sean esporádicas, se han relacionado con un incremento del riesgo para malformaciones congenitas graves.

Existe la preocupación de que cantidades pequeñas durante toda la gestación pueden implicar un riesgo de que se produzca una disminución del cociente intelectual, así como problemas de coordinación, hiperactividad, aprendizaje, adaptación, etc.

 

¿Qué es el Síndrome Alcoholico Fetal?

 

Es un cuadro malformativo sobre el desarrollo del embrión y el feto, debido a la acción del alcohol consumido durante el embarazo, produciendo malformaciones congenitas en el 32% de los bebés.

¿Cómo se manifiesta?

Afecta las carácterísticas físicas como retraso del crecimiento,bajo peso y  talla al nacer. Es visible ya que el bebé presenta ciertas características en el rostro (ojos pequeños, labio superior fino, entre otros) y posteriormente se manifiesta en situaciones como retraso madurativo y deficiencia mental.

Tiene tratamiento?

No es posible reparar el daño ocasionado por el consumo de alcohol durante el embarazo.