La marihuana proviene de la cannabis sátiva, una planta que tiene alrededor de sesenta componentes, entre ellos está el THC (tetrahidrocannabinol), que es el componente psicoactivo. La forma de consumo más común de la marihuana es el fumado o vapeado, consumo que lleva el THC y otros químicos de esta planta de los pulmones hacia el torrente sanguíneo, donde se distribuyen por el resto del cuerpo, incluyendo el cerebro. Los efectos se siente de forma casi inmediata. Los efectos no son igual para cada individuo.