El consumo de tabaco ha sido, sin lugar a dudas, uno de los principales problemas de salud pública en el mundo y en nuestro país. Constituye uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de enfermedades crónicas, y la primera causa evitable de enfermedad, discapacidad y muerte. Es el único producto, que si se consume tal como se propone, mata a una de cada dos personas