El presente documento indaga sobre las percpeciones que tienen los jóvenes sobre la marihuana y pretende un acercamiento real a una consulta, una conversación sobre sus pensamientos. Todos los integrantes tienen más de un año de consumir marihuana en forma activa, y fueron referidos a un programa donde son atendidos, ya que principalmente sus familias han consultado debido a que han visto una problemática biopsicosocial en los jóvenes. A pesar de los riesgos que ellos refieren, éstos no son de peso suficiente para no realizar el consumo. ¿Cómo hablar más allá de que la marihuana “quema neuronas” o que “es planta, pero no es medicinal”? ¿Cómo llegar a empatizar con los jóvenes para dar información relevente para ellos y sus familias en cuanto al consumo de drogas? ¿Cómo mejorar los programas de prevención del consumo de drogas que se les imparten a los niños desde edades tempranas para que no tengan un acercamiento con las drogas y menos un consumo activo de las mismas? Son algunas de las interrogantes que los que trabajan en la promoción de la salud mental y el tratamiento por el consumo de sustancia psicoactivas se hacen.