No solo el desamor lastima su corazón; las drogas también lo hieren

Imagen destacada. Image Caption. 01
22 de Sep, 2022

Comunicado

Comunicado

No solo el desamor lastima su corazón; las drogas también lo hieren


No acelere su corazón con cocaína, crack, nicotina, éxtasis y ketamina; los daños son irreversibles.

El consumo de sustancias psicoactivas se asocia directamente con toxicidad tanto a nivel neurológico, gastrointestinal, músculo-esquelético, obstétrico, neonatal y cardiovascular.

Los estudios médicos, de cardiología e incluso los forenses advierten que la cocaína, la ketamina, el crack, la nicotina, el éxtasis y otras drogas provocan serias lesiones a la mayoría de órganos del cuerpo humano. Uno de estos órganos que sufre, se lastima y se hiere por el consumo de sustancias psicoactivas es el corazón.

El doctor Sebastián Marín Murillo explicó que el corazón es un órgano que lo componen un grupo de tejidos, formado principalmente de un tipo de tejido muscular llamado músculo cardíaco; todos estos tejidos trabajan juntos para bombear la sangre a todo el cuerpo.

“Las sustancias psicoactivas afectan al corazón en diferentes niveles, no solo en una parte. Algunas drogas producen variados efectos a la vez lo que hace que este órgano sufra”. Resaltó el Dr. Marín Murillo.

Afectación en las arterias:

El corazón tiene varias partes que presentan afectación por las sustancias psicoactivas. Las arterias que lo rodean, la parte del musculo, el miocardio, que hace la función del bombeo de la sangre y la parte eléctrica del corazón. Esta última está muy bien distribuida por el corazón para lograr hacer que lleve su ritmo ordenado y al paso que necesita dentro de la función normal.

Las arterias sufren a nivel del tejido interno, el endotelio, presentaría arterioesclerosis acelerada que provoca que el diámetro de ellas sea menor. Además, pueden sufrir de vasoconstricción, la contracción de las arterias, que también disminuye el diámetro causando que fluya menos sangre. Estas dos realidades juntas causan poco paso de sangre que es la que lleva oxígeno alrededor del corazón y aumenta la posibilidad de infarto del tejido muscular, el miocardio.

Afectación del miocardio:

La parte muscular del corazón cuando presenta un infarto puede dejar de funcionar adecuadamente, causando que no logre bombear la sangre correctamente hacia partes vitales del cuerpo, como el cerebro.  Algunas sustancias psicoactivas, también elevan la presión arterial, por lo que ejerce mayor problema sobre el músculo y causa que se haga más grande para tener la fuerza para bombear la sangre. Algunas sustancias psicoactivas, como el alcohol, pueden más bien dilatar el musculo causando que también haya problemas de circulación porque no logra avanzar la sangre correctamente.

Afectación parte eléctrica del corazón:

Los infartos, dilataciones, y aumento de tamaño del corazón afectan la parte eléctrica del corazón; provoca que haya una disminución en la frecuencia del bombeo o inducir arritmias.

“El consumo de cocaína se asocia a patología cardiovascular tanto aguda como crónica, lo que puede desencadenar en infarto agudo de miocardio o isquemia miocárdica, pero también al desarrollo de arteriosclerosis acelerada, hipertensión, miocarditis, miocardiopatía, arritmias, disección aórtica y endocarditis” resaltó el médico.

Tanto la cocaína como el crack causan efectos eufóricos inmediatos. Estas poderosas y adictivas sustancias psicoactivas violenta los vasos sanguíneos del corazón y hace que el funcionamiento cardíaco sea más difícil y que bombee la sangre más rápido. Ambas drogas pueden causar problemas en la frecuencia cardíaca, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

El Tabaco:

El tabaco es otra sustancia que resiente su corazón y le hace daño, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la nicotina incrementa el riesgo de sufrir ateroesclerosis, presión arterial alta, accidente cerebrovascular y ataque al corazón.

La mayoría de las personas saben que fumar cigarrillos y productos que contienen tabaco aumenta el riesgo de sufrir cáncer de pulmón y problemas respiratorios, pero desconocen que aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, enfermedad vascular periférica (enfermedad de las venas que llevan sangre a los brazos y las piernas) y  aneurisma de la aorta abdominal.

Efectos del tabaquismo en el corazón

Las investigaciones demuestran que el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, contrae las arterias principales y puede ocasionar alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón. Todo esto hace que el corazón se esfuerce más. Consumir nicotina por medio de los cigarrillos tradicionales y dispositivos electrónicos también aumentan la presión arterial y esto eleva el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

Aunque la nicotina es el principio activo más importante del humo del tabaco, otras sustancias y compuestos químicos, como el alquitrán y el monóxido de carbono, también perjudican el corazón de muchas maneras.

“Estas sustancias provocan la acumulación de placa grasa en las arterias (aterosclerosis), al lesionar las paredes de los vasos sanguíneos. Además, afectan las concentraciones de colesterol y de fibrinógeno (una sustancia que contribuye a la coagulación de la sangre), lo que aumenta el riesgo de que se formen coágulos, causantes de un infarto cardíaco o accidente cerebrovascular” enfatizó el doctor Sebastián Marín Murillo.

Drogas en fiestas:

Las sustancias psicoactivas que muchas veces se ofrecen en las fiestas, clubes, discotecas o conciertos son drogas fabricadas clandestina e ilícitamente con principios activos de mala calidad, sin ningún plan de limpieza; se utilizan galones, frascos, latas y todo tipo de utensilios sin higiene comprobada.

Se sabe que, en algunas de las actividades, especialmente nocturnas, se reparten sustancias psicoactivas como:

Éxtasis: son estimulantes pueden provocar aumento de la frecuencia cardíaca, presión arterial alta y enfermedad cardíaca.

Ketamina: es un anestésico que, en Costa Rica, está autorizado para uso veterinario únicamente; supresor que puede aumentar la presión arterial.

Tusi: los efectos se caracterizan por inducir alucinaciones visuales y auditivas, además de elevar el estado de ánimo. 

Servicios institucionales:

El Instituto sobre alcoholismo y farmacodependencia (IAFA) dispone de catorce Centros de Atención Integral en Drogas (CAID) ubicados en todo el país para ofrecer ayuda ante la problemática de consumo de sustancias psicoactivas.

Si usted es una persona consumidora de alcohol, tabaco, marihuana, cocaína, crack o alguna otra sustancia psicoactiva y desea dejarla acuda al CAID más cercano y ahí un equipo de profesionales en medicina, trabajo social, psicología y otras disciplinas le ayudaran con terapias y tratamientos para dejar el consumo.

Además, el IAFA dispone del Proceso de Atención a Pacientes y Casa JAGAR en oficinas centrales en barrio La Granja, San Pedro de Montes de Oca.

 
Comprenda que las sustancias psicoactivas provocan efectos cardiovasculares irreversibles como el incremento del riesgo isquemia miocárdica e infarto, aparición de disfunción ventricular, arritmias malignas y, por supuesto, un aumento del riesgo de muerte de origen cardiovascular. No solo el desamor lastima su corazón; las drogas también lo hieren.

El IAFA se une a la Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de la Salud, Ministerio de Salud de Costa Rica, Caja Costarricense de Seguro Social y otras instituciones públicas y privadas para celebrar el Día Mundial del Corazón que se conmemora cada 29 de septiembre.

Por | Henry Segura Fonseca

Teléfono: 2224 6122 ext. 154

Correo electrónico: [email protected]

Fecha de Publicación:
22/09/2022
Ir al contenido