Mujeres trabajadoras, discriminación y adicciones laborales

- Los patronos están obligados a dar la oportunidad de tratamiento para las mujeres con algún tipo de adicción, si por el contrario, no se acata el llamado, puede proceder a un despido.

En este mes en que se celebra el Día Internacional de la Mujer, desde IAFA quisiéramos hacer una reflexión sobre los derechos de las mujeres trabajadores y las adicciones dentro del campo laboral, sobre todo de esta población en específico, quienes con mayor frecuencia son marginadas.

Iniciamos con un caso verídico sobre una periodista en Estados Unidos, Edna Schmidt, quien aceptó su adicción al alcohol mediante las redes sociales. Tras pasar más de una década por la cadena televisiva Univisión, en el 2010, su contrato no fue renovado.

Fuentes oficiales confirmaron que fue encontrada por un guarda de seguridad con aliento a alcohol e "ida" en los pasillos del canal, posterior a esto, fue suspendida e invitada a someterse a un tratamiento para su adicción.

Luego de un largo receso volvió a la pantalla chica, pero esta vez a la cadena Telemundo en Chicago, en donde luego de 3 meses fue separada de su cargo. Semanas atrás había sido suspendida por arrastrar las palabras a la hora de presentar las noticias, en un aparente estado de ebriedad, sin embargo, esto no fue ni confirmado ni desmentido tanto por el canal o por la propia presentadora.

Días después, Edna decidió confesar mediante su cuenta de Twitter que sufría de alcoholismo y que ingresaría a tratamiento.

 

 

Con este caso podemos recalcar ciertas actitudes y leyes que podrían haber sido violentadas y que mujeres en algún estado parecido, pueden tomar en cuenta.

En la opinión jurídica OJ-036-2011 de la Procuraduría General de la República, se indica que los trabajadores en esta condición tienen el derecho de acceder a un tratamiento para su recuperación, sin embargo, el patrón está en todo el derecho de despedirlo si no cumple con las condiciones de tratamiento y rehabilitación.

Por su parte, la Organización Internacional del Trabajo elaboró un repertorio denominado "Tratamiento de cuestiones relacionadas con el alcohol y las drogas en el lugar de trabajo" en la cual indica que estas adicciones son una enfermedad y recalca que la estabilidad en el trabajo de los adictos es un factor importante para superar la enfermedad.

Sabiendo esto, los patronos deben dar la oportunidad a las trabajadoras a someterse a algún tipo de tratamiento, y esto debe ser aplicado previo a hacer una sanción o recurrir al despido, como en el caso de la periodista, quien no tuvo la oportunidad de tratar su enfermedad.

En el documento se indica explícitamente lo siguiente:
"Los problemas relacionados con el consumo de alcohol y de drogas pueden originarse por factores personales, familiares o sociales, o por ciertas situaciones en el medio ambiente laboral, o bien por una combinación de esos elementos. Tales problemas no sólo repercuten en la salud y el bienestar de los trabajadores, sino que también pueden causar muchos inconvenientes en el trabajo, como por ejemplo, una pérdida de productividad. Dado que los problemas relacionados con el alcohol y las drogas se deben a distintas causas, hay muchas maneras de enfocar la prevención, asistencia, tratamiento y rehabilitación."

Desde IAFA y la Oficina de Servicios Jurídicos queremos resaltar, recalcar e inculcar buenas políticas en los medio ambientes laborales para ayudar a las mujeres con este tipo de problemas - incluidas otras drogas lícitas e ilícitas- pues se obtienen resultados positivos tanto para los trabajadores como para los empleadores.

Normativa a consultar

Las mujeres que quieran consultar algún tipo de información sobre la posibilidad que tienen de recibir tratamiento sin perder su trabajo pueden hacerlo en las sentencias de la Sala Segunda N° 2001-182, 2009-342

Las mujeres deben conocer que no pueden recibir ningún tipo de discriminación debido a cualquiera de sus condiciones y para esto existen leyes como la Ley de Prohibición del Trabajo Peligroso e Insalubre para Personas Adolescentes Trabajadoras y la Ley de Protección a la Madre Adolescente.

Con respecto a la igualdad y a la no discriminación de la mujer el Artículo 1° de la Ley de Promoción de la Igualdad Social de la Mujer menciona:

"Es obligación del Estado promover y garantizar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres en los campos político, económico, social y cultural."

Por su parte, tanto los patronos como las mujeres trabajadores deben tomar en cuenta la Ley contra Violencia Doméstica y Ley de Penalización de la Violencia contra las mujeres, en la cual recalcamos la Violencia Patrimonial regulada en el artículo 2 de la ley 7586 y su término:
"Acción u omisión que implica daño, pérdida, transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, derechos o recursos económicos destinados a satisfacer las necesidades de alguna de las personas".

Para leer más sobre la igualdad y no discriminación de la mujer en el ámbito laboral y social puede consultar en nuestra Constitución Política los siguientes artículos:
● Artículo 33 - Principio de Igualdad
● Artículo 56 - El trabajo es un derecho
● Artículo 57 - Salario
● Artículo 59 - Aspectos laborales de horarios
● Artículo 68 - Discriminación
● Artículo 71 - Protección Especial de las Mujeres

En Tratados y Convenios Internacionales debemos respetar la Convención Americana Sobre Derechos Humanos:
● Artículo 1 - Obligación de Respetar los Derechos
● Artículo 24 - Igualdad ante la Ley

En la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer consulte:
● Artículo 2
● Artículo 11

Las mujeres deben tener presente, que se cuenta con amplia normativa que otorga una protección especial, siendo que incluso nuestros Altos Tribunales amparados en la Constitución Política, en instrumentos de Derecho Internacional y demás leyes, han procurado velar por el resguardo de los Derechos Fundamentales de las mujeres que son parte del mercado laboral y que presentan la necesidad de recibir tratamiento en adicciones.