El consumo de marihuana va en aumento en Costa Rica, especialmente en la población joven, esto ha hecho que, debido a la calidad y cantidad de la droga que usan, muchos de los consumidores hayan tenido efectos secundarios como los trastornos mentales o de comportamiento que los llevan hasta el hospital.

De acuerdo con el director del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), Dr. Luis Eduardo Sandí, la Ley para la investigación, regulación y control de las plantas cannabis y cáñamo para uso medicinal, alimentario e industrial, expediente N° 19256, que se discute en la Asamblea Legislativa, favorecería el incremento de este problema en los consumidores.

“Para Costa Rica no es conveniente que se dé esa legalización. Esta droga no es medicinal por la cantidad de sustancias que contiene; el Ministerio de Salud maneja una serie de mecanismos para conocer si un producto puede mejorar la condición del paciente”, indicó.

Según el Dr. Sandí, con la Encuesta Nacional de consumo de drogas en estudiantes de secundaria, 2015, se determinó que los jóvenes usan hasta dos veces más marihuana que tabaco, mientras que con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en población general 2015, los adultos están teniendo mayor contacto con la marihuana.

En el país, 120 mil personas son fumadoras activas de marihuana, la mayoría hombres entre 20 y 29 años.

Efectos que llevan al hospital

El investigador del IAFA, Jesús Méndez, explicó que las personas que están consumiendo mayores cantidades de marihuana están teniendo efectos secundarios que son atendidos en los centros hospitalarios de la Caja Costarricense de Seguro Social, (CCSS).

“Dependiendo de la calidad y cantidad de la marihuana y del organismo de cada persona, se presentan los problemas relacionados con los trastornos mentales”, dijo.

Estos son algunos problemas mentales que se presentan en el paciente:

  • Psicosis
  • Depresión
  • Alucinaciones

Personas bajo tratamiento aumentó 400 %

En cuanto al tratamiento brindado por el IAFA a pacientes que consumían marihuana, en el 2011 se reportó a 1.235 personas mientras que, en el 2015 la cifra llegó a 4.752, es decir un 400 % más.

“El repunte de pacientes atendidos se da básicamente entre el 2013 y 2014, que coincide precisamente, cuando inicia la discusión sobre la legalización de la marihuana en el país”, manifestó.

Los datos de la CCSS indican que en cuanto al trastorno psicótico, en 1997 la cifra pasó de 0 % a un 24.4 %, en el 2014.

“Este trastorno psicótico se debe al alto porcentaje de concentración de la sustancia activa de la marihuana, que es una de las que provoca mayores efectos o porque la droga es adulterada con otras sustancias”, dijo.