El Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) ofrece varios programas de atención a personas menores de edad en situación de consumo de drogas, los cuales se ejecutan en coordinación con otras instituciones para ofrecerles a los jóvenes un tratamiento integral y que así puedan tener más opciones de tratamiento.

Los esfuerzos que se han venido realizando desde el IAFA y la red de trabajo reflejan grandes logros. Dicha información la convalida el Monitoreo sobre Factores Asociados al Consumo de Sustancias Psicoactivas, realizado en el año 2016 a 317 menores que fueron atendido durante el 2015 en los Programas Residencial y Ambulatorio Intensivo del Centro de Atención Integral en Drogas para Personas Menores de Edad, ubicado en la sede central del IAFA.

La investigación ejecutada dejó como resultado que el 51% de los menores atendidos, es decir 162 personas, al momento de ser monitoreados, tenían entre un mes y más de un año de no consumir sustancias psicoactivas. Esta abstinencia sostenida, representa un indicador de éxito en este tipo de programas que persigue conocer y mejorar, en lo posible, la situación actual de las personas menores de edad, contemplando aspectos relevantes de su vida.

“Para las personas menores de edad representa un plan de atención integral y enfocado en sus necesidades. De esta manera el IAFA cumple su misión de contribuir a mejorar las condiciones y la calidad de vida, a partir del conjunto de intervenciones que permita modificar hábitos poco saludables y minimizar las consecuencias del consumo”, señaló Paula Picado, Supervisora Técnica del Centro de Menores del IAFA.

Programa de intervención temprana

Otro de los programas que está desarrollando el IAFA desde el mes de febrero del 2017 es el de “Intervención Temprana Juntos por Todos”, de la mano con la Fundación Génesis, ICD, PANI y la Fuerza Pública. Su objetivo es desarrollar e implementar un programa de intervención psicosocial que incluya prevención del consumo de drogas, fortalecimiento de lazos familiares, promoción de la inserción social y cuando corresponda, que facilite acceso a tratamiento de drogas y otras problemáticas de las personas menores de edad en situación de vulnerabilidad y exclusión social, que vivan únicamente en la provincia de San José, Costa Rica.

Hasta el momento en este programa se han atendido 212 personas menores de edad, identificadas en tenencia, presencia o consumo de drogas,  en algunas de las 24 delegaciones de la Fuerza Pública de San José, de estos el 80% de las personas menores de edad cesan el consumo. Además del acompañamiento que se les brinda a los menores para que cesen el consumo, en ellos se trabajan otras áreas como: la expresión afectiva, la comunicación asertiva, mejoramiento del rendimiento académico y de la conducta problemática.

Una vez que el caso es identificado ya sea por parte de los compañeros de Fuerza Pública, Valoración del Centro de Menores, Unidad de Nuevos Horizontes o PANI, se atiende al menor y su familia.  

“El servicio que se brinda cuenta con una valoración inicial e integral, tanto individual como familiar, posteriormente se realiza talleres familiares, y al finalizar el proceso una valoración diagnostica y seguimiento, en los casos que lo requiere se coordina con la comisión, la cual es integrada por representantes de PANI-FP-IAFA-GENESIS, quienes analizan y  gestionan las coordinaciones pertinentes cuando se necesita otro tipo de atención y se le da  seguimiento”, dijo Picado.

La mayor parte de los adolescentes que son referidos a este programa reporta consumo experimental o perjudicial de marihuana, seguido por la ketamina, alcohol y por último y con mucho menos frecuencia, por uso de cocaína. Por su parte, se está reflejando un aumento del consumo de marihuana tipo "creepy" en sectores como Zapote y San Pedro. Mientras que la ketamina tiene una mayor exposición en fiestas juveniles debido a las facilidades tanto de acceso económico como de compra.

Terapias complementarias en el tratamiento de las adicciones

Como parte del proceso de atención que reciben las personas menores de edad, se brinda una serie de terapias complementarias que se convierten en aliados para que los menores logren adquirir mayor adherencia al tratamiento para la cesación del consumo de drogas, tal es el caso de la arteterapia, que es un medio terapéutico no invasivo de expresión de sentimientos para ayudar a que la persona logre identificar y plasmar mediante técnicas arte terapéuticas sentimientos, emociones o problemas.

“Arteterapia en adicciones cumple múltiples objetivos que van desde el reconocimiento de la condición de la adicción, el conocimiento de sí mismo, la expresión de sentimientos y de la ansiedad, hasta el desarrollo de la creatividad, el proyecto de vida y la integración social”, señaló Sofía Ureña del Centro Nacional de Atención Integral en Drogas para Personas Menores de Edad. Por lo tanto no es tan solo una actividad de manejo del tiempo libre, lúdica u ocupacional, sino una área de intervención en sí misma. El yoga, la musicoterapia y el método Bapne (es un método de estimulación cognitiva, psicomotriz, socioemocional y neurorehabilitativo que integra la percusión corporal, música y movimiento a través de la Neuromotricidad) son otras de las terapias alternativas que se les brindan a los menores.

Sobre el Centro de Atención a Menores

Es un servicio del Instituto Sobre Alcoholismo y Farmacodependencia, enfocado a atender consultas sobre consumo de drogas por parte de personas menores de edad y/o sus familiares. Se orienta, recomienda y brinda las mejores opciones para las personas menores de edad y sus familias, ya sean en el Centro o en las organizaciones sin fines de lucro, bajo supervisión de IAFA.

 

Colaboró con esta nota: Miguel Acuña Mata Periodista. Telf.  2224-6122 / ext. 151 (Prensa@iafa.go.cr)