Un tratado mundial que tiene 15 años y protege y salva vidas de los daños del tabaco

A quince años de la entrada en vigencia del Convenio Marco para el Control de Tabaco (CMCT) el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia reconoce y apoya el papel trascendental que ha desempeñado la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la reducción de la epidemia mundial de tabaquismo; proporcionando una hoja de ruta para las políticas y un catalizador para la adopción de medidas encaminadas a un control más estricto del tabaco.

El objetivo de este convenio se basa en proteger a las generaciones presentes y futuras de las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, ambientales y económicas del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco.

Actualmente el convenio cuenta con 181 partes, que abarcan a más del 90% de la población mundial; es el único tratado internacional negociado bajo los auspicios de la OMS, fue aprobado por la Asamblea Mundial de la Salud el 21 de mayo de 2003 y desde entonces se ha convertido en uno de los tratados que más rápida y ampliamente han sido adoptados dentro de las Naciones Unidas.

Logros en materia de salud pública

El convenio representa un hito en la promoción de la salud pública y brinda nuevas medidas jurídicas para la cooperación internacional; uno de sus logros fundamentales fue la aprobación, en la quinta reunión de la Conferencia de las Partes, en 2012, de un segundo tratado, el Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco que entró en vigor el 25 de septiembre de 2018 y actualmente cuenta con 58 partes.

Entre sus muchos logros cabe destacar que su adopción por parte de países de ingresos bajos y medianos que tenían un débil control del tabaco condujo a que estos pusieran en marcha medidas eficaces de control del tabaco.

En los países desarrollados que ya contaban con numerosas medidas de control del tabaco, el CMCT de la OMS ha facilitado claramente la profundización de iniciativas de la lucha antitabáquica.

El CMCT de la OMS ha sido decisivo en la defensa jurídica contra la industria tabacalera y ha aumentado la conciencia sobre su interferencia.

En el caso concreto de Costa Rica, desde el año 2006 se inició una fuerte lucha a favor de este convenio, logrando en el 2008 la ratificación del mismo y en el año 2012 la aprobación de la Ley 9028, Ley de Control del Tabaco, lo que ha colocado a Costa Rica entre los países con menor consumo de tabaco en Latinoamérica.

Para Teresita Arrieta, Trabajadora Social de IAFA “la ratificación de este convenio y por ende la aprobación de la Ley 9028, Ley de Control de Tabaco, se traduce en más vidas rescatadas, más familias felices, una disminución importante del gasto del estado en tratar enfermedades asociadas al consumo de tabaco, mayor productividad, menos contaminación ambiental, entre otros”.

En sus 15 años de existencia, el CMCT de la OMS ha logrado mantener la lucha antitabáquica en un lugar destacado de la agenda mundial, a la vez que ha salvado vidas y ha mejorado la salud mundial.

Contacto de Prensa:
Natalia Chaves Céspedes
22246122 ext 159