La disponibilidad de alcohol en diciembre podría ser el causante de la iniciación de nuevos consumidores.

Para muchas personas, la navidad es un período para participar de fiestas con amigos, disfrutar de las vacaciones y compartir actividades con familiares. Para otros, también es un tiempo en el que se expone a la posibilidad de iniciar la ingesta de drogas o recaer de su proceso de rehabilitación de alguna sustancia.

Esto se evidencia todos los años en el mes de enero, ya que en esta época las personas acuden al IAFA en mayor cantidad a los servicios de emergencia que en el resto del año. Algunos de los motivos por lo que lo hacen son los abusos que cometieron en la época navideña, el inicio de consumo abusivo del alcohol, o porque desean retomar con urgencia los procesos terapéuticos que abandonaron en las festividades decembrinas.

El registro de consultas que lleva el área de Atención a pacientes del IAFA, permite establecer la existencia en los últimos años de un patrón que se caracteriza por una disminución de las atenciones en el mes de diciembre para repuntar con vigor en el mes de enero. La gráfica adjunta evidencia ese comportamiento en los dos años más recientes para los que se cuenta con información.

“Los usuarios previstos faltan a sus citas, rehúyen a las consultas en el mes de diciembre y, luego, saturan el servicio en enero”, señalan los funcionarios encargados de ofrecer atención en la sede central del IAFA.

Y añaden: “las personas simplemente deciden enfiestarse en el mes de diciembre y se dejan llevar poa la oferta comercial de licor, facilitada por muchas personas que lo compran para hacer obsequies durante esta época”.

Según el Dr. Pedro Acuña, médico del IAFA, “es común que en esta época la gente recaiga o inicie el consumo porque la navidad remueve muchos sentimientos que detonan el consumo de alcohol. Se viven situaciones familiares, sociales y hay mayor oferta para el consumo y también más posibilidades económicas para adquirirlo”

El IAFA, fiel a su misión, quiere hacer llegar a todos los ciudadanos un mensaje de apoyo y esperanza a todas las personas vulnerables al consumo problemático de alcohol y a quiénes podrían evitarlo, les recomendamos: Fortalecer sus relaciones familiares en forma asertiva y respetuosa.

Ser fiel a las recomendaciones y sugerencias del proceso terapéutico sugerido.

Evitar lugares donde se sabe estará expuesto a la posibilidad e consumir abusivamente bebidas alcohólicas u otras drogas.

Evitar cualquier tipo de consumo de drogas que pongan en riesgo su salud e integridad.

Continuar con las actividades que realiza en los grupos de apoyo de los que forma parte.

Buscar apoyo en una persona de confianza que le ayude en situaciones difíciles de controlar la ansiedad por las bebidas alcohólicas.

Igualmente, el IAFA recuerda que durante estas fechas de celebración estará habilitado su servicio de urgencias y pone a disposición la línea gratuita y confidencial 800-4232-800