En el marco de celebración del “Día Internacional de la Mujer” el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) no sólo conmemora la constante lucha de igualdad y la conquista por los derechos de la población femenina; sino también alude y reprocha de manera enfática la discriminación y estigmatización que sufren muchas mujeres que presentan problemas de consumo de sustancias psicoactivas. 

En este sentido IAFA se ha preocupado por fortalecer estrategias con miras a brindar apoyo a los cientos de mujeres que presentan algún tipo de consumo problemático en nuestro país; según los registros entre 2019 y 2020, las mujeres representan el 16.17% de la población atendida en IAFA, y de ellas el 46% no tiene acceso a seguro médico, lo que evidencia una clara barrera al acceso a los servicios de salud, con repercusiones significativas en los ámbitos económicos, sociales.

Para el Dr. Oswaldo Aguirre, Director General de IAFA “en términos generales la sociedad juzga de manera más cruel a las mujeres, por lo que un día como hoy debe impulsarnos a trabajar no solo por la igualdad de género y la defensa de los derechos de la población femenina; sino también a visibilizar y luchar contra la problemática de las mujeres en situaciones aún más vulnerables que sufren discriminación en relación con su problema de consumo” 

Factores que originan el consumo

Son muchos los factores que inciden en la población femenina a iniciar y/o mantener el consumo de sustancias psicoactivas; entre estos factores está el hecho de que las mujeres están sometidas a la exigencia de una sociedad patriarcal, en la que se les estereotipa a desarrollarse en el ámbito laboral o profesional sin descuidar sus tareas en el hogar y en la mayoría de las ocasiones haciéndose cargo del cuido de los hijos (as) y/o de personas adultas mayores cercanas, lo que origina situaciones de mucho estrés en donde surge la errónea necesidad de demostrar que se es capaz de "controlarlo todo" y se recurre a fármacos tranquilizantes o sustancias que proporcionen más energía para poder sobrellevar el cansancio.

Otro de los factores que conducen a las mujeres a desarrollar consumos problemáticos, es el tema en torno al control de peso, tema que se ha establecido como un requerimiento básico en la sociedad moderna para ser considerada una mujer de éxito. 

Tipo de sustancias que consumen las mujeres

En este sentido debemos mencionar que las sustancias consumidas por las mujeres son distintas a las que consumen los hombres, ya que en ellas predominan los tranquilizantes, ansiolíticos y los derivados opiáceos; en muchas ocasiones los mismos sistemas de salud sobremedican a las mujeres por dolencias que tienen su raíz en problemas sociales y de desigualdad de género y no en padecimientos físicos.

“La tendencia de que exista un aumento del consumo de sustancias en las mujeres asociado generalmente al uso de los medicamentos recetados se debe a la presión social, a la limitación de oportunidades para promover un estilo de vida saludable, deficiencia para alcanzar una salud financiera, limitación para establecer patrones de crianza alternativos, donde los retos de la vida cotidiana no siempre se convierten en oportunidades si no en un desgaste cognitivo y emocional” indicó Paula Pícado, Psicóloga Clínica de IAFA.

Respecto al consumo de alcohol (sustancia psicoactiva de mayor consumo en la población costarricense), se ha demostrado que las mujeres beben cada vez más; la “igualdad” en el consumo conlleva más desigualdad entre los sexos en las consecuencias para la salud, las mujeres de las Américas presentan la prevalencia más alta del mundo de trastornos relacionados con el consumo de alcohol; según el último informe sobre el uso de drogas en las Américas en el 2019, refiere que existe una similitud en los niveles de consumo de alcohol entre hombres y mujeres.

Según el sondeo en redes sociales sobre el uso de SPA ilegales, realizado por IAFA de diciembre 2020 a enero 2021, encontró que, de las 1198 mujeres participantes, 438 indicaron haber consumido una droga ilegal alguna vez en la vida, siendo la marihuana la de mayor consumo con un 92,24%, seguida por la cocaína con un 23,74% y el LSD con un 29,78%.

Ambas situaciones demuestran la necesidad de fortalecer las estrategias específicas para el acompañamiento y acceso a salud que se adapten a las necesidades y realidades de las mujeres en nuestro país.

Estigma y discriminación

En la actualidad es evidente que aún falta mucho por hacer en la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, especialmente entre aquellas que se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad, y que son frecuentemente excluidas e invisibilizadas.

Según la European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction, las mujeres representan aproximadamente una cuarta parte de todas las personas con problemas graves de drogas y alrededor de una quinta parte de todas las personas que ingresan al tratamiento por drogas en Europa. Son particularmente propensas a:

  • experimentar estigma y desventaja económica, y tener menos apoyo social;
  • provienen de familias con problemas de uso de sustancias y tienen una pareja que consume sustancias;
  • tener hijos que pueden desempeñar un papel central en el consumo de drogas y la recuperación; y
  • ha experimentado agresión y abuso sexual y físico y tiene trastornos mentales concurrentes.

Para Erick Valdelomar de la Comisión de Reducción de Daños de IAFA “Costa Rica requiere que se fortalezcan las estrategias con un enfoque de territorio, género, derechos humano dirigidas a garantizar el acceso a salud a mujeres que históricamente han estado en mayor vulnerabilidad como lo son mujeres embarazadas, mujeres en situación de calle, mujeres privadas de libertad, mujeres en comercio sexual (prostitución), mujeres trans,  mujeres indígenas, mujeres productivas, que garanticen modalidades más cercanas a sus contextos, que se planifiquen y desarrollen en co-construcción y logren empoderarlas sobre su propia proceso de mejora de calidad de vida….ya que muchas veces este colectivo desconoce la relación que pueda tener el consumo con situaciones de su salud integral(física-social-emocional) y han sido poco informadas sobre el tema

Adicionalmente, es menor el porcentaje de mujeres que piden ayuda e inician un tratamiento para la disminución o abandono de sustancias psicoactivas en comparación con los hombres; esto por la estigmatización social, barreras de acceso, entre otros. Según datos del último sondeo en redes sociales, IAFA, diciembre 2020 a enero 2021 el 78,44% de las mujeres que desean modificar el consumo de alguna sustancia ilícita, no desean buscar ayuda para lograrlo.

Ante esta situación el IAFA por medio de sus programas y sus diez Organismos Regionales ofrece diferentes alternativas a las mujeres con problemas de consumo de drogas y sus familias, actualmente el IAFA en San Pedro de Montes Oca ha brindado talleres para mujeres; esto como parte de los procesos de recuperación de las personas consumidoras,  se trabaja mediante el esquema de un grupo de contención y de convivencia cuyo objetivo es fortalecer y desarrollar estrategias en el automanejo del problema y de esta manera lograr la abstinencia y la moderación o la reducción de consecuencias adversas según las decisiones de la persona; adicionalmente el Organismo Regional Central Norte en Alajuela brinda apoyo a grupos de mujeres de la localidad mediante un enfoque integral para el abordaje del consumo de sustancias psicoactivas en las que se abarcan temas como la alimentación como parte de un estilo de vida saludable y el cuidado de la salud mental como factor protector ante el consumo de sustancias psicoactivas; todo esto con enfoque de derechos en la dinámica familiar de las personas consumidoras de sustancia psicoactivas y sus familiares. Para más información puede acceder a nuestra página web www.iafa.go.cr

Contacto de Prensa:
Natalia Chaves Céspedes
22246122 ext 159