Tratamiento

primi sui motori con e-max.it

 

WASHINGTON, DC – Un informe de investigación publicado ayer por Reuters revela una campaña masiva y reservada del gigante del tabaco Philip Morris International para socavar el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) de la OMS y luchar contra los esfuerzos de los países para implementar las medidas previstas en este tratado internacional.

El informe muestra que Philip Morris continúa haciendo todo lo posible para obstaculizar los esfuerzos por reducir el consumo de tabaco. A pesar de que Philip Morris ha proclamado públicamente que está ayudando a resolver el problema del tabaco, la investigación demuestra que en secreto despliega campañas contra todos los esfuerzos para reducir su consumo y salvar vidas.

 

A partir de miles de páginas de documentos filtrados de Philip Morris y entrevistas con empleados actuales y antiguos de la empresa, Reuters probó una ofensiva que se extiende desde el continente americano hasta África y Asia, desde los campos de cultivo de tabaco hasta los pasillos del poder político, en lo que puede ser uno de los más grandes esfuerzos de lobby corporativo del que se tenga registro. El tratado que la tabacalera intenta socavar obliga a los países a adoptar estrategias probadas para reducir el consumo de tabaco, incluyendo impuestos más altos sobre los productos de tabaco, leyes de ambientes libres de humo, prohibiciones a la publicidad y grandes advertencias de salud gráficas.

La investigación de Reuters reveló los esfuerzos de Philip Morris para infiltrarse y para subvertir reuniones sobre la implementación del CMCT, así como sus acciones de lobby y otras tácticas dirigidas a derrotar, debilitar y retrasar las medidas de control del tabaco en distintos  países.

Philip Morris International es la compañía de tabaco más grande del mundo y comercializa Marlboro, la marca de cigarrillos más vendida. Sin embargo, como parte de una campaña para limpiar su imagen, la compañía ha afirmado recientemente que está trabajando hacia un "futuro sin humo".

El reporte de Reuters sigue una serie de historias publicadas esta semana por The Guardian, que detallan cómo British American Tobacco (BAT), Philip Morris International y otras compañías tabacaleras han combatido los esfuerzos de control del tabaco en toda África. En conjunto, las historias muestran que las compañías de tabaco no han cambiado, continúan diciendo una cosa en público mientras hacen exactamente lo contrario y no pueden ser confiables ni para los gobiernos ni para el público.

Estas investigaciones son recordatorios oportunos de que Philip Morris y otros gigantes del tabaco no se detendrán ante nada para socavar el progreso global en la reducción del consumo de tabaco y maximizar sus ganancias. Estos informes deberían estimular a los gobiernos de todo el mundo a hacer frente a la industria tabacalera y redoblar sus esfuerzos para aplicar plenamente las estrategias probadas que reducen el consumo de tabaco y salvan vidas.

El consumo de tabaco ya causa siete millones de muertes en todo el mundo cada año. A menos que los gobiernos tomen medidas fuertes ahora, el tabaco matará a mil millones de personas en este siglo.

Declaración de Matthew L. Myers, Presidente de Campaign for Tobacco-Free Kids

Ver el informe completo (en inlgés)

NOTA: La nota anterior se reproduce gracias a la colaboración entre IAFA y la Red Nacional Antitabaco (RENATA). 

Para más información: 

Teresita Arrieta, IAFA. T. 2224 6122, ext158. 

CONTACTO Internacional: 
Caroline Renzulli, +1 202 481 9344, crenzulli@tobaccofreekids.org

Patricia Gutkowski, +54 9 11 3682 7681 pgutkowski@tobaccofreekids.org