Tratamiento

primi sui motori con e-max.it

Existe una relación reconocida tanto por la comunidad científica como por las personas comunes entre el consumo del alcohol y el comportamiento agresivo (1). De acuerdo a un estudio realizado por personal de IAFA en dos hospitales del Gran Area Metropolitana, si una persona consume alcohol, tiene el doble de posibilidades de terminar en una sala de emergencia.

La investigación, realizada durante el último trimestre de 2012 y 2013, analiza la prevalencia de lesiones y consumo de alcohol en sujetos ingresados en salas de urgencia del Hospital San Juan de Dios y Calderón Guardia, como parte del Estudio Colaborativo sobre Alcohol y Lesiones de la Organización Mundial de la Salud. Los hallazgos indican que 35.4% de las personas eran mujeres y 63.6% hombres. De las mujeres, 2.7% dio positivo en la prueba voluntaria de Alcosensor frente a 11.3% de los hombres.

 

 

En cuanto al tipo de lesiones, 20.6 % de los pacientes fueron atendidos por accidentes de vehículo de motor, mientras que 9.6% por una lesión intencional por alguien más o autoinflingida, 15.6% por herida con arma blanca, recibir un golpe o quedar atrapado, 8.3% por puñalada, cortada, mordida o balazo, 3.8% por asfixia, envenenamiento, etc. y 42.2% por caída al piso o tropezón.

Según el estudio, la cantidad de copas consumidas 6 horas antes de la lesión por mujeres fue de 6 o más en 44% de los casos, de 2 a 3 copas también en 44% y una copa en 11.1%. En el caso de los hombres, 61.5% consumió 6 o más copas, 20.5% de 4 a 5 copas, 16.7% de 2 a 3 copas y solo 1.3% una copa.

“La probabilidad de sufrir una lesión intencional fue mayor en los casos en que se registró una alcoholemia positiva. Las cifras ponen de manifiesto que no es necesario un consumo de grandes cantidades, o presentar dependencia etílica, para sufrir una lesión”, explicó Jesús Méndez, encargado del Departamento de Investigación del IAFA y uno de los autores del documento.

“La ingestión de cantidades bajas en las horas que antecedieron la lesión, junto con un patrón de ingestión de día anterior y la semana previa, duplican el riesgo de sufrirla; es decir, quienes consumen alcohol duplican su probabilidad de terminar en una sala de emergencias”, concluyó Méndez.

 

Buscar ayuda a tiempo. 

Si usted desea valorar su consumo de alcohol o el de alguna persona que usted conozca, puede ingresar a http://www.detectalcohol.com/ y aplicarse la autoevaluación que allí se ofrece. Recuerde que esto no sustituye la valoración de un especialista. Lo mejor para analizar su consumo de alcohol es acudir a alguno de nuestros Centros de Atención Integral en Drogas (CAIDs). La consulta es gratuita. 

Referencias:

(1)Reiss, A.J., Jr., & Roth, J.A., eds. Understanding and Preventing Violence. Vol. 3. Washington, DC: National Academy Press, 1994. 

https://www.iafa.go.cr/images/descargables/conocimiento/ConsumodeAlcohol_SalasEmergenciaCR_2015.pdf