Prevención - IAFA

primi sui motori con e-max.it

En Costa Rica el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas es considerado por la sociedad como uno de los principales problemas de salud pública, principalmente, por los efectos devastadores que generan sobre quienes las consumen, sus allegados y para la sociedad en general. Si bien es indiscutible la necesidad de atender a las personas afectadas directa o indirectamente por esto, debe existir una mayor preocupación por anticipar el problema, de forma tal que resulta de gran importancia invertir en prevención.

Desde su creación, el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) ha evidenciado una vocación social muy fuerte con programas de gran alcance e impacto nacional en materia de promoción de la salud y prevención del consumo de drogas, con especial interés en la población infantil y en la adolescencia temprana; con el objetivo de retrasar lo más posible la edad de inicio del consumo, desestimularlo y fortalecer el desarrollo integral de los niños. 

La escuela: un entorno clave

El IAFA, en una alianza estratégica con el Ministerio de Educación Pública (MEP), ejecuta desde hace diez años el programa “Aprendo a Valerme por Mí Mismo” (Aprendo), dirigido a la población escolar de I y II ciclo de la Educación Pública General Básica. 

El mismo promueve habilidades para la vida y contribuye en el desarrollo integral de los escolares, en otras palabras, les brinda herramientas para que puedan enfrentar las dificultades que se les presentan en su cotidianidad, y en especial, los empodera contra el consumo de drogas. 

Evaluación satisfactoria

Después de 10 años de estar presente en escuelas de todo el país, correspondía someter “Aprendo” a una evaluación externa, la cual estuvo a cargo del Instituto Centroamericano de Administración Pública (ICAP). (Vea el vídeo de la presentación de resultados aquí)

Entre los hallazgos más relevante se señala que el 70% de los adolescentes pudo explicar los efectos del consumo de drogas luego de haber llevado “Aprendo”, el 82% desarrolló y mejoró sus habilidades para la vida y el 90% conoció cuáles eran los riesgos de consumir alcohol, tabaco y otras drogas a temprana edad. 

Asimismo, 8 de cada 10 calificaron el programa como muy positivo y bueno y 9 de cada 10 consideró que les había sido útil. 

La evaluación también mostró un alto porcentaje de opiniones desfavorables hacia el consumo de drogas, lo cual se traduce en menor curiosidad por consumir y una mayor percepción del riesgo, lo cual se refleja en el retraso en la edad de inicio y un menor consumo. 

Es dable resaltar que existe suficiente evidencia que demuestra que a los 15 años aumenta cuatro veces más el riesgo de desarrollar un trastorno por consumo, y si es a los 13 años o antes, existe un 70% de riesgo de desarrollar adicción. 

La prevención siempre será más rentable

Una vez que el adolescente ha desarrollado un trastorno por el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas, las repercusiones personales, familiares, académicas y sociales son devastadoras, y requieren, por lo general, de esfuerzos sostenidos en el largo plazo y de una considerable inversión de recursos por parte de las instituciones públicas y organizaciones no gubernamentales para su atención, y lo más importante, lo que no es medible, la carga de dolor y sufrimiento que significa para el afectado y su familia. 

Por lo anteriormente expuesto, se debe favorecer la implementación de programas de prevención, sobre todo tomando en cuenta que son de muy bajo costo en comparación con los de tratamiento y rehabilitación. 

La evaluación del programa preventivo “Aprendo” estableció una relación costo/beneficio altamente favorable, es decir, por cada colón invertido en prevención, el Estado costarricense obtiene un ahorro de 242 colones en servicios de salud especializados.

En la dirección correcta

La evaluación de “Aprendo” pone de manifiesto un claro ejercicio de la rectoría técnica que le corresponde al IAFA, en materia de prevención del consumo de drogas. Este programa es el primero y único en el país que cuenta con evidencia consistente que valida su efectividad como estrategia preventiva de bajo costo y alto alcance. 

Este modelo propuesto nos indica que vamos en la dirección correcta, abrazamos a nuestros niños en toda Costa Rica, felicitamos al MEP por esta colaboración estratégica con el IAFA, y seguimos adelante a paso firme comprometidos con la sociedad costarricense, y especialmente con las poblaciones más vulnerables.

Artículo de Opinión del Dr. Luis Eduardo Sandí Esquivel, Director de IAFA. 

Vídeo de la Presentación de los Resultados del Programa de Prevención Aprendo a Valerme por Mi Mismo: