Prevención - IAFA

primi sui motori con e-max.it

 

  • Estudios evidencian que hijos de padres con estilo cálido de crianza y que saben qué hacen sus chicos, son cinco veces menos propensos a usar estimulantes u opioides.
  • Campaña “Siempre es un buen momento”, del IAFA, está dirigida a padres de estudiantes de sétimo y octavo, por ser una de las etapas de mayor vulnerabilidad adolescente.

Datos de la Oficina de Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen (UNODC) demuestran que oír a los jóvenes es el primer paso para ayudarlos a crecer sanos y seguros, pues los padres tienen la mayor influencia para que aprendan a afrontar situaciones difíciles en sus vidas.

Aun en circunstancias difíciles, un lazo fuerte entre los chicos y sus padres puede implicar menos comportamientos de riesgo. De hecho, las estadísticas indican que los hijos de padres con un estilo cálido de crianza y que saben dónde están y qué hacen sus muchachos, son cinco veces menos propensos a usar estimulantes u opioides (hasta una sola vez en sus vidas).

Entre las recomendaciones que dan los expertos, se encuentra pasar aunque sea un pequeño periodo de tiempo cada día dándole a su hijo/a su total atención, felicitar a su hijo/a por al menos una cosa que está haciendo bien y establecer reglas claras de comportamiento, con enfoque en lo que hay que hacer. Cuando los padres están al tanto activamente de sus adolescentes y saben bien dónde andan, estos son 20% menos propensos a usar marihuana.

En un sentido amplio y resumido, los cinco componentes del rol de los padres de los jóvenes son: ofrecer a los adolescentes amor y conexión; controlar la conducta y el bienestar del adolescente; aconsejar, incluyendo negociación y fijación de límites; ofrecer información para entender, interpretar y transitar por el mundo, a través de un proceso de ejemplo y diálogo continuo; y proveer y abogar por recursos, incluyendo otros adultos a quienes les importe.

“Siempre es un  buen momento”

Con el fin de reforzar a través de diversas estrategias de comunicación, la práctica cotidiana de las habilidades para vivir en la relación padres e hijos y de fortalecer el rol paterno/materno, en la prevención del consumo de drogas de las personas adolescentes, el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) lanzó la campaña “Siempre es un buen momento”. Esta iniciativa busca fomentar la confianza entre ambas partes, así como la seguridad de los adolescentes en ellos mismos.  

“Siempre es un buen momento para apoyar, escuchar y compartir, de ahí que la campaña sea una invitación y un recordatorio para que los padres se acerquen a sus hijos, los conozcan nuevamente y aprovechen cada momento para relacionarse con ellos, sin caer en el extremo de obviar los límites y eliminar la autoridad”, comentó Tania Palacios, trabajadora social del IAFA.

Antecedentes

El proyecto surge a partir de una investigación cualitativa que se desarrolló con adolescentes de  13 a 18 años en el 2016. Uno de los principales resultados arrojados, indica que los jóvenes no tienen una relación cercana con sus papás, y estos de cierta manera propician el consumo de sustancias.

“En esta primera etapa nos concentramos en los padres y madres de los estudiantes de sétimo y octavo, pues los muchachos sienten que en la escuela los tenían protegidos pero en el colegio los sueltan abruptamente. Además, en este ciclo suele iniciarse el consumo de drogas por falta de autoestima, información o por presión social”, agregó Palacios.

La nueva campaña del IAFA se difundirá en medios digitales, radio, televisión por cable y publicidad exterior. Posterior a esto, se implementará una segunda fase dirigida a los jóvenes propiamente.

Contactos de prensa

Belkis Orozco Ramírez 
Periodista, Comunicación
Telf.  2224-6122 / ext. 150

Miguel Acuña Mata 
Periodista, Comunicación
Telf.  2224-6122 / ext. 151